28 mayo, 2007

1989


1989 es uno de esos años extremadamente trascendentes para la 'Historia Mundial' (con mayúsculas y entre comillas). Ya lo podemos comprobar en los libros (o documentales, o internet). Pasaron muchas cosas, se gestaron otras tantas. Hay quienes aseguran que con el 89 llegó el fin de una de las décadas con mayor influencia cultural para futuras generaciones, creo que lo estamos constatando. Para algunos es el año que marca el fin del siglo XX, sus utopías y su modernidad. Podría decirse que es el año donde se definen la economía y el poder global como los conocemos. Pero mientras se caía el muro de Berlín, yo estaba muy ocupado (y dicen que celoso) cuidando y conociendo un regalo con vida propia que me enseñaron a esperar con la mayor de las ansias y emoción.

1989 no sólo cambió mi vida, le dió sentido. Nos convirtió en una familia, dándome una razón para vivir aprendiendo a compartir. Y me cuesta trabajo aceptar que ya pasaron 18 años... más de 18 años desde que fui el 'niño-vestido-de-hawaiiano' más feliz abriendo regalos para la niña que estaba dentro de mi mamá. Casi 18 años del día que esperaba, dibujando cartas para ambas, su regreso del hospital, con personas que al igual que los lugares ya sólo están en los recuerdos.

Desde entonces muchas cosas han pasado. Lo más importante es que empecé a crecer junto con el ser que más quiero y admiro, de quien más he aprendido, siendo tan distintos y al mismo tiempo tan iguales. A la que siempre extraño pero también siento cerca. Mi hermana es mi mejor amiga y mi conexión directa con la tierra siempre que lo necesito. También creo que somos, mutuamente, la influencia más grande en nuestras vidas. Por eso no me siento egoísta cuando más allá de celebrar su cumpleaños #18, festejo también mi mayoría de edad como hermano, es decir, todos estos años de estar juntos, construyéndonos, aguantándonos, conociéndonos y queriéndonos.

Con nadie como con ella siento que la infancia permanece, y cuando uno escribe posts como este, es porque los años, ahora sí, empiezan a contar... Ya estamos grandes...

En mayo de 1989 recibí el regalo más grande que me ha dado la vida. Me lo dieron mis papás y tiene el nombre más emblemático y triplemente amado de mi vida: Mireya.

8 comentarios:

Marisa dijo...

Feliz cumpleaños desde Gda. Mireya!!!!!!!, y recuerda, ahora si te vas al bote ehhhh!!!!!!

d:ego dijo...

Y me uno a la celebración, pues aprecio mucho a la hermana árbol... Disfruta de tu cumpleaños, espero que nos vemos pronto y un abrazote desde LA!!!

PS. Saludos a tus maravillosos padres!

Manzana Marina dijo...

Yo no la conozco, pero sé que es maravillosa. Mi hernana también llegó en el 89, mirá vos. Recuerdo la primera vez que la vi en los cuneros, con su pulserita rosa de hospital que decía Maria José. José? pensé... qué no es ese nombre de hombre? y me imaginé una pista de fórmula uno con un ferrari rojo de juguete. Gracias a Dios mi cerebro guarda aún esos datos inútiles pero hermosos. Como tu vestimenta hawaiana.
Abrazos y felicidades a Mireya. Nombre 100% de mujer jeje.

MiReYa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
MiReYa dijo...

Buee!!! awww neta q mil gracias por tus múltiples felicitaciones: llamadas, mensaje, mail, comment y tu blog wow! la neta me hiciste llorar cada q leí algo y cuando t escuche...no hace falta decir q eres la persona mas importante en mi vida a la q le debo ampliamente lo q soy...el ir creciendo juntos, construyendo, aguantándonos, conociéndonos y sobretodo queriéndonos ha sido lo mejor, ya son 18 años d grandes vivencias y aprendizajes q si la distancia geográfica no ha influido nada mas lo hará =)...simplemente GRACIAS! porque a pesar de el lazo de hermandad q nos une por naturaleza creo q los lazos q hemos ido construyendo son inigualables..Gracias por el mejor d los confidentes y el mejor amigo!..TE ADORO!

P.D. y digo si la distancia geográfica no ha influido pero como q ya vente no? jajaja (ya casi ya casi)

Marisa: Muchas Gracias! y sii ya me tengo q portar bien =( jajaja

Diego: Lo disfrute mucho muchas gracias! Espero q nos visites pronto por acá de nuevo =)

Marina: No nos conocemos en persona pero creo q d todo lo bueno q dicen de nosotras nos conocemos bastante no crees? jeje, espero algún día poder conocerte en persona..Muchas Gracias!

Muchos abrazos a todos! =) Muchas gracias por formar parte también de esta historia!

humantree dijo...

Qué bonito qué bonito...

Mary Carmen San Vicente dijo...

Ay qué bruto! No tu ehhh, ¡tu post! qué bonito es leer algo como esto y ese cariño tan grande y recíproco porque también ya me leí todo lo que te escribió Mireya. Para mí el 89 también es y será siempre importante, es el año en que me casé =)

Mil felicidades Mireya, que la hayas pasado de lo mejor.

Besitos pa los dos!

humantree dijo...

Gracias mi recetaria favorita!