22 marzo, 2007

Pasa ligera...

Recuerdo muy bien la primavera de primero de kinder, supongo que fue en el 89, con mi hermana por nacer y mi profesora Rita adoctrinándome sobre la belleza primaveral, campos con felices animalitos corriendo entre flores de todos los colores y árboles frondosos, brillantemente verdes. Entre el pastorcito oaxaqueño y el edén primaveral de mis dibujos pre-escolares me convencí: a partir del 21 de marzo Tijuana sería un paraíso y yo tenía que verlo. Y ahí tienen a mis padres llevando al terco niño al parque, incluso saliendo a carretera tras la decepción de ver que las calles seguían iguales y los pajaritos no cantaban amistosamente entre conejitos llenos de ternura corriendo por las praderas (inexistentes). ¡Pero si mi maestra me había dicho! ¡Ya era primavera! Naturalmente tal espectáculo como de mundo Disneylandia (nombre de mi kinder, ahora todo tiene sentido...) nunca sucedería, mucho menos en Tijuana, donde casi no hay árboles y los del Parque Morelos son de un verde cenizo, como casi toda la vegetación propia de TJland.

La asociación flores-primavera, que sí existe al otro lado de la frontera (tardé mucho en comprender por qué, si compartimos el mismo ecosistema) fue una de esas crueles señales de realidad de la infancia. Pero el trauma se ha ido superando, he estado en lugares menos secos, con cambios en las estaciones normalmente perceptibles a la vista. Ciudades como Guadalajara, donde con el gradual fin del invierno llegan a las calles y jardines flores de colores iluminándolo todo. Nuestras queridas jacarandas por ejemplo.

La vida también me ha llevado al mundo Disney fuera de los dominios de Mickey, lugares donde las artes decorativas se apoderan de los jardines y las flores de invernadero llegan en la primavera de la mano de expertos jardineros. Una fuerte partida del presupuesto de mi prepa, por ejemplo, está destinada a los jardines, a pintar de colores nuestra primavera... pero nunca nada como lo que me tocó ver el mes pasado aquí en la University of Birmingham.

Resulta que nomás se percataron del fin del invierno, se pusieron a plantar flores AMARILLAS por toooooooodo el campus, que ya viéndolo tan floreado, es MUY GRANDE. De un día para otro amanecimos rodeados de unas extrañas flores amarillas torpemente adheridas al paisaje natural. Entiendo la magnitud del trabajo, pero un poquito más de cuidado para que no parecieran fotmontajes tridimensionales hubiera sido apreciado, así como VARIEDAD en el color. Sin exagerar, el chistesito debe haber costado no menos de 100 mil libras y supongo que los lotes de flores por millón vienen en un sólo color. A mi me parece muy bonito embellecer el paisaje, hacer más agradable la vista, hasta efectos terapéuticos debe tener, pero hacernos sentir Dorothies en el camino amarillo me molestó casi tanto como el atentado contra el paisaje invernal que aunque les deprima, es hermoso.

Por donde camines, a donde voltees en dos kilómetros a la redonda (incluyendo caminos, estacionamientos, jardines, ESQUINAS DE LOS CAMELLONES o espacios de medio metro cuadrado de pasto bajo las ventanas de las residencias) verás flores amarillas cuya artificial distribución (mínimo las hubieran acomodado para dar el gatazo) hace evidente su falsedad. Pero no contaban con la astucia climática de nuestros desastres ecológicos, el frío regresó más poderoso que nunca. Las flores amarillas fueron víctimas de la nieve, ahora de la lluvia... y aunque sean criaturitas de la creación, me da mucho gusto que estén muriendo porque no, NO SE VEN BONITAS.

8 comentarios:

Manzana Marina dijo...

Vaaaamos a ver al Magooo jaja bueno al menos les pusieron el camino amarillo a ver si llegan a la tierra de Oz en lugar de plantarles amapolas que los harán dormir... Y sí, la obsesión europea por el clima y las estaciones "ideales", tal como salen marcadas en el libro de biología (flores primavera, sol verano, hojas otoño y nieve invierno) es impresionante. Supongo que no tendrán muchos otros asuntos por qué preocuparse... en fin. Un abrazo florido.

Manzana Marina dijo...

Vaaaamos a ver al Magooo jaja bueno al menos les pusieron el camino amarillo a ver si llegan a la tierra de Oz en lugar de plantarles amapolas que los harán dormir... Y sí, la obsesión europea por el clima y las estaciones "ideales", tal como salen marcadas en el libro de biología (flores primavera, sol verano, hojas otoño y nieve invierno) es impresionante. Supongo que no tendrán muchos otros asuntos por qué preocuparse... en fin. Un abrazo florido.

humantree dijo...

Marina: La obsesión también es compartida por los gringos y los libros de ciencias naturales jeje... esperemos que el camino amarillo nos lleve a... ESPAÑA!

(leer el comment dos veces)

*~PinkTangerine~* dijo...

Las amapolas te hacen dormir?? mm.. en fin, me siguen gustando jeje más uqe las amarillas..

Dalid dijo...

Beautiful, I loved the writing and everything you said. Though spring may be ugly now, your writing made it bearable... Thanks for writing.

MiReYa dijo...

ah que bonito, hace ya casi 18 años...me dio mucho gusto hablar contigo ayer =)...y por aca las cosas cada vez estan mas raras...hoy imaginate: amanece frio, pero con luz d sol...da la tarde...hace mas frio, todavia hay luz d sol...llega la tarde-noche empieza a llover...llegan truenos!?!?...nublado...llueve...truenos...oscuro...sabes q me encantay lo disfruto al maximo, pero no deja d ser extraño en este tiempo y sobretodo aqui...acaso sera q Tj esta llorando porque tu no estas aqui y sera "primavera" hasta q regreses?
Te Quierooo!!!!!

une pétite étoile dijo...

Bb! te amo.. y bueno sólo puedo decir que aquí en Guadalajara NO CABE DUDA QUE ES PRIMAVERA.. .jaja if you know what I mean.. besos!

humantree dijo...

Tangerine: I agree, son mucho más bonitas, si te dije que en noviembre acá todo mundo se pone poppies en la solapa para recordar a los caídos en la guerra? Tus bellas flores son uno de los pocos símbolos de unidad que les quedan.

Dalid: I really hope your spring gets much better!

Bue: Jeje, qué bonito comment!!! no creo que a nuestra loca ciudad le importe mucho, pero ya casi llego. Te extraño!

Etoile: Nada como leer las aventuras de Angustias para ilustrar el punto... ay la primavera...