27 octubre, 2006

¿Soñar no cuesta?

Este consuelo de muchos, que a veces suena más a martirio y auto-flagelación, no me gusta. Entiendo que se refiere a la imaginación, pero siendo utilitarios (imaginativamente) ¿para qué queremos imaginación sin creatividad?, y esta frase es empleada cuando se imagina o se desea algo para cuyo logro no se tiene un plan de acción, es decir creatividad, de creación. "Soñar no cuesta nada" como justificación (mal dicha) a la mediocridad o a la marginalización.
Pero claro, yo no soy (tan) utilitario ni emprendedor, me considero un gran fan de los pensamientos inútiles, las divagaciones sin sentido, la abstracción de la realidad, la imaginación y los sueños.

¿Entonces?

Pues que el uso de la frase es utilitaria y económica, costo-beneficio, sentido de no-pérdida, que no siempre (pregúntenle a los empresarios) es ganancia. Y no me gusta, porque sueños no son nomás los anhelos imaginados, son también esas vidas alternas experimentadas al dormir, y aunque estemos dormidos, tienen un costo... al despertar.

Así como un libro que nunca es escrito nunca existió, si un sueño no es recordado... (lo demás quién sabe, no soy experto en el inconciente ni en Freud, ni mucho menos en los sueños... la idea es esa)... Muchas cosas pueden pasar mientras estamos soñando, a nivel físico, emocional, evidentemente mental. Dicen que en realidad todo dura fracciones de segundo, o que tienen significado, que si soñaste a blanco y negro, color o dimensión digital, que son deseos reprimidos, o traumas de la infancia, o marañas mentales, o inventos... que todos soñamos pero a veces no recordamos, que el cuerpo no descansa, que "la vida es sueño y los sueños sueños son" pero ¿cómo saberlo?

Lo que sí se es que diariamente sueño y recuerdo mis sueños, algunas veces íntegros, otras con menor detalle. También se que a veces mientras estoy soñando estoy conciente de ello y me despreocupo o me enojo porque no es cierto, incluso dialogo al respecto dentro del sueño. Otras veces sufro profundamente porque no se que se trata de un sueño y siento las pesadillas como reales. Muchos sueños han sido interrumpidos pero me aferro a regresar a ellos, vuelvo a cerrar los ojos y ¡tarán! estoy ahí de nuevo. O me despierto para que ya se acabe si no me gusta.

Pero lo mejor de los sueños, al menos de los míos, es la mezcla de gente en espacios y tiempos también muy diversos. Muchas veces los personajes están relacionados directamente con lo que leo o veo, otras con lo que pienso antes de dormir, pero muchas más no hay relación aparente con nada. Y llegan compañeros del kinder o de más grande, muchos con los cuales nunca hablé, alumnos de mis papás, artistas, faranduleros, personajes de ficciones (mías y de otros), políticos, periodistas, héroes patrios (aunque no de chocolate), amigos, familiares, vecinos de la tía del primo de la amiga de mi hermana... por supuesto mis maestros (de los más constantes), gente que sólo vi pasar (o que no) y muchos muchos más, todos juntos, en situaciones inimaginables, pero soñables.

Ejemplos de esta semana: Denise Dresser manejando con mi hermana por Las Américas en Tijuana; yo martillando unas tablas con sus hijos (de Denise) en su casa; yo en medio de la riña entre Ciro Gómez Leyva y Federico Arreola en el metro; Arecely Arámbula (con todo y luismiguelito) en una cena con Vicente Fernández en San Francisco; una tía y sus empleados haciendo brujería en su casa; mi mamá hablando en Chino con dos compañeros de cuando fui mesero (uno suizo y el otro de Serbia) en la fila de un Best Buy, EN CHINA; el asesinato de una periodista tijuanense (que he oido como dos veces en mi vida) dentro de las instalaciones del canal 12 y Omar Chaparro como único testigo; Bjork en una telenovela de Argos dirigida por un profe del tec... y es nomás una muestra de esta semana que ha estado mediática.

¿Y el costo? ¿Por qué estoy ventilando la relación entre Morfeo y yo? Porque hay sueños que sí cuestan, no se van de la cabeza y se repiten. Tengo así huéspedes constantes, ausencias que me duelen, quizá las sueño para no olvidar. Por eso mi abuelita estuvo en mis sueños todos los días durante 2.5 años después y 10 meses antes de morir, ahora es menos constante... y por eso de un tiempo para acá estoy soñando mucho con una persona que es muy especial en mi vida, a la que ya no puedo ver, de la que nunca me despedí y a quien extraño profundamente. Hizo algo malo (dolió mucho pero a mi no) y por eso la arrancaron de mi vida. No la justifico ni la juzgo, sólo la extraño y la sueño, mucho. Por lo mismo hay una casa que siempre sueño, podría ser sin pensarlo la locación de todos mis sueños, y ya tampoco existe... eso duele.

Soñar es maravilloso sin embargo puede doler, y lo que duele cuesta, me cuesta mucho.

Me voy a dormir, además de que es necesario (¡tremendo choro a las 3 de la mañana!), para ver con quienes me encuentro esta vez.

...Y claro siempre estarán los asquerosos que dicen que soñar si cuesta y mucho, porque les cuesta horas de estar despiertos. Pero ¿qué es la vida sino un sueño?

¡a dormir!

6 comentarios:

.:D!egO:. dijo...

No se a como esta el sueño, ni el dólar o la libra. Pero en el caso de los sueños el costo no me podría importar menos, lo vale todo. Y es que lo mejor de soñar es la posibilidad de no tener límites, o en su defecto tener sólo los propios... Se podría parecer al quemado (and many times overrated, thanks america!) concepto de libertad pero es mucho más. Pues es sólo sin límites que podemos hacer de Denisse Dresser un chofer, a tu madre erudita del mandarín y a bjork musa de epigmenio con todo y pato en el cuello. Que bonito es soñar, que bizarro puede ser pero aún más extraño despertar. Espero encontrarte en algun sueño pronto, y cuando te vea darte un fuerte abrazo.

manzan!ta  dijo...

si, coicido con dieguito y contigo... en mi caso, es la mejor parte del día, estas sólita en la cama en comodidad total con la cabecita lista para dar rienda suelta a mil y un maniacadas... pero marido me sorprendes!!!!!! yo que crei que mis sueños eran extraños, pero cielos harry!!!!!!! jijijiji. Besote y espero me cuentes pronto como sera el día de nuestra boda.

Anónimo dijo...

jajajajajajajajajaja!!! pues eso todavía no lo sueño... s.o.

Manzana Marina dijo...

Qué es la vida? un fenesí, qué es la vida? una ilusión. Amo La Vida es Sueño y los sueños, que son de esas pocas cosas marvillosas que aunque a veces duelen, son sólo de quien las sueña y de nadie más. Pequeños habitantes del mundo de lo abstracto, se puede hacer con ellos lo que a uno le plazca; compartirlos, callarlos o intentar alcanzarlos.

Il était une fois un arbre qui me manquait...

*~PinkTangerine~* dijo...

Aqui tmb es tarde, y sí, tengo sueño. Si la vida es un sueño, entonces seguro he vivido dormida. O talvez sólo he dejado que mi mente vaya por las pequeñas callecitas del inconciente demasiadas veces. Hoy mismo pensaba mientras después de tomar un rico chocolate caliente que mi mente, si no se regocija en su cansancio y pretende dormir por siempre, prefiere estar siempre despierta por que tener alucinaciones conocidas como "soñar despierto" es una de las cosas que más me gustán. Igual que el amigo de arriba, me iré a dormir esperando encontrar un pequeño lugar frente al parque Revolución lleno de gente querida. ;)

Anónimo dijo...

Suspiro... que envidia siento de la gente que tiene la libertad de soñar lo que se le viene en gana al subconciente sin consencuencias o preocupaciones... como extraño los dias en los que soñaba con vampiros, espias o naves...

TQ Roo