23 marzo, 2009

Que a pesar de muertos no se quiebren...

Murió un poeta, Marcial Alejandro.
A sus 54 años le quedaron muchas letras por hilbanar.
Como muchos, llegué a su música por la hermosa voz de Eugenia León.
Gran mancuerna, juntos conquistaron la OTI en aquel polémico 1985
cuando la tierra tembló. Seguramente las noticias dirán eso.
Pero su romanticismo y su talento fueron mucho más allá.
Escritor, músico, promotor, productor, logró renovar la música mexicana.
Aquí lo más brillante de su LUZ, con la Orquesta de Baja California.
Que siga iluminando este fandango que a punto está de empezar.



Luz a los poetas
para que no anden malgastando letras
Luz es lo que falta
Aclarar la tinta que los mancha
Escribir a oscuras como ciegos
cuando punza la verdad
Escribir locuras con sosiego
simple la dificultad.

Luz en cada trazo
a quien llene de razón un cuadro
Luz en cada grieta
a donde eche un ojo la destreza
que al pintar la hondura
pinte el cielo
y si puede más allá
más allá, más allá

Luz a los guerreros
con inteligencia en los aceros
Luz cuando se mueren
que a pesar de muertos
no se quiebren

Luz donde nos falte
al que tuerza fierros
y al que cante
Luz que nunca sobre
para que apreciemos a la noche
para que apreciemos a la noche

que al llegar profunda
monte a pelo
pa´ que más profundidad...

2 comentarios:

Marisa dijo...

Desde ayer vi el post... pero no supe que decir... supongo que a veces la belleza de algunas cosas es tal que te quedas sin palabras...

(Listón negro)

humantree dijo...

Muchas gracias =)