25 mayo, 2009

Siempre la vida

Quiero concentrarme en mi fin de semana acampando.
En Santa María del Oro y la laguna verde con azul. En el tequila, los mangos y el chicharrón de pescado. La autora y el editor como adultos por la carretera, armando un campamento con los Js. Una cámara con rollo y obturador, sin preview ni delete. Atravesar la laguna en kayak, nadar en medio de la nada, en el cráter del volcán. Internarnos en un pueblo llamado Magadalena a las 9 de la noche buscando gasolina, atravesarlo detrás de un camión que iba a 10 km por hora, encontrarnos con un mitin político en la plaza y salir a carretera 40 minutos después.
Pero no puedo. Porque ayer murió "casi instantáneamente" después de un accidente ocasionado por un cobarde irresponsable que se dió a la fuga, el hermano de un compañero de la primaria. Tenía 19 años, nació un 8 de noviembre, como mi amiga que mientras nadábamos en medio de la laguna me dijo "esto es lo mejor que hemos hecho juntos", y afortunadamente hemos hecho mucho.
Aún con la noticia dormí delicioso, tengo tristeza y hasta el soundtrack colabora con esta inútil sensación de furia con culpa, Calamaro, pa' variar :
"sos el burgués más corrompido que existe
y te engañás pensando que sos un hippie,
vos explotás a todos y no das nada
y eso es ser el peor capitalista...
que inútil sos, que mantenido,
mírate un poco bajá de ahí...
siempre estás en artista y te haces el genio,
cultivas tu aire ausente y despreocupado
porque te super gusta hacerte el raro
y tu fama te tiene muy preocupado..."

5 comentarios:

diego dijo...

Que bueno que disfrutaste harto el fin de semana.

Lamento la muerte del hermano de tu compañero de primaria.

Que estes muy bien.

Tritza dijo...

Me encantó tu nuevo formato, es triste lo del hermano de tu compañero.. ánimo!!

se te quiere!!

humantree dijo...

Muchas gracias Diego. Tritza, también de este lado del estacionamiento se te quiere!

Gracias a los dos.

MiRe dijo...

Buee!!
Te quiero muchisimo y ya te necesito ver!
Te mando un abrazoteee!

humantree dijo...

pues llega ya!