03 noviembre, 2008

74

Naciste en un oasis, después de los muertos.
Siempre agua, luz en la noche del desierto.
Muerte y vida, norte y sur, fronteras desde el origen.
Después las tuyas: el campo y la ciudad, este lado y el otro.
El final fue allá, cerca del mar, después de la vida.

Ayer fue día de los muertos, hoy cumplirías años.
Yo te sigo soñando y extrañando, no me gusta crecer sin ti.


Foto de pax Delgado (Flickr)

5 comentarios:

MiRe dijo...

Y quien lo diría que precisamente hoy la mamá amaneció en ese oasis maravilloso que sigue viviendo con el recuerdo de aquella luz que lo iluminó hace ya 74 años.
Y como alguna vez lo dijiste seguimos creciendo, cambiando y corriendo, refugiandonos en la fuerza del recuerdo de aquella luz que seguiremos soñando y extrañando pero que siempre estará con nosotros.
A mi tampoco me gusta crecer sin ella, pero me dejo un lazo y fuerza que hace que continúe mi camino acompañada de su gran Roble, de sus dos soportes y de uno de sus cómplices, un maravilloso ser humano, que me lleno de alegría al llamar, hermano.
Te quiero con toda mi alma y mi corazón...
gracias...

humantree dijo...

Sabes que te quiero más.

Marisa dijo...

Te quiero Roo... tambien a ti M...

Lector dijo...

Adoro a mis hijos

humantree dijo...

Gracias a los dos.